(1923 - 1998)
Geógrafo, espeleólogo y arqueólogo. Primer Presidente de la Academia de Ciencias de Cuba, Presidente fundador de la Federación Espeleológica de América Latina y el Caribe y de diversas sociedades científicas nacionales e internacionales.
Premio de la Critica a las Mejores Obras Científico - Técnicas Publicadas
2001 | Humanismo en el pensamiento latinoamericano

La filosofía ha ocupado un destacado lugar en la evolución de la cultura latinoamericana, y aunque esto se aprecia en mayor medida en los últimos tiempos, los pueblos amerindios más desarrollados alcanzaron el umbral de las ideas filosóficas, a pesar de que no tuvieron el nivel de sistematicidad, profundidad y rigor teórico que caracteriza generalmente a la filosofía.

La mayor parte de los pensadores latinoamericanos ha vinculado su labor filosófica a la preocupación política y a las exigencias histórico-sociales de cada época histórica, y aunque no se distingue de manera absoluta una escuela de pensamiento filosófico, su heterodoxia les ha permitido elaboraciones propias.

Del mismo modo que ha habido un eclecticismo, una ilustración, un positivismo y hasta un marxismo sui géneris, también han existido intentos de crear una "filosofía latino - americana" y una "filosofía de la liberación", y se han logrado formulaciones reconocidas por filósofos de otras latitudes.

En el siglo XX, producto del incremento acelerado del intercambio cultural, los filósofos latinoamericanos han podido insertarse mejor en el nivel de las discusiones filosóficas internacionales, con una consecuente búsqueda de originalidad, que estimula la creatividad.

En la actualidad, la producción filosófica latinoamericana cuenta con un arsenal valioso de ideas ilustradas, positivistas, marxistas, fenomenológicas, existencialistas, analíticas, hermenéuticas, de la filosofía de la liberación, etc., que resultan válidas en el proceso de conocimiento del mundo para su transformación a favor del hombre y la naturaleza.