(1822 - 1895)
Ingeniero español. Miembro fundador de la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de la Habana, en 1861, donde presentó la mayor parte de los resultados de la labor de investigación realizada durante su residencia en Cuba.
Ciencias Agrarias y de la Pesca
1995 | Raza sintética CC-21
Entidad Ejecutora Principal: Instituto de Investigaciones Porcinas
Autoría principal: Isabel Santana
Resumen:


Se trabajó durante 15 años en la formación de una raza sintética con el objetivo de ser empleada como paterna terminal en la producción comercial cubana. Genéticamente en su composición se encuentran representadas las cinco razas existentes en Cuba, pero mayoritariamente con un aporte del 50 % de Duroc y 20 % de Hampshire. Los indicadores sobre los cuales se trabajó para la selección fueron crecimiento y espesor de la grasa dorsal. Se obtuvo un tipo de cerdo con una alta velocidad de crecimiento superior en 54 y 97 gmd respectivamente a las razas puras Duroc y Hampshire. Su prolificidad es mayor en 0,8 crías vivas al parto y produce 0,37 machos jóvenes más por puerca al año que el promedio de las razas paternas. En su uso como semental para la producción de cerdos para el sacrificio, demostraron ser de forma integral superiores a las de sus padres. Produjeron 4,2 Tm promedio más de peso vivo por cada 100 cubriciones como verraco terminal. Su aptitud ante la monta para la Inseminación Artificial es entre 20 y 50 % mayor que los Diroc y Hampshire. El efecto económico respecto a la mejor de las razas paternas que la forman (Duroc) obtuvo una ganancia anual superior en 18,421 pesos para la producción de sementales jóvenes, de 224,250 pesos en la producciѲn de carne y de 4,300 pesos en el costo de evaluación de los sementales jóvenes para un centro de procesamiento de semen.

Los padres CC21 están incorporados oficialmente al programa nacional de cruzamiento desde 1990 y constituye una de las tres opciones principales de razas paternas porcinas a aplicar en cualquier programa de cruzamiento en Cuba.