(1913 - 1997)
Político y economista. Su principal aporte teórico a la economía fue la diferenciación entre los conceptos de "crecimiento" y "desarrollo" que aparece por primera vez en su análisis acerca del libro de Raúl Lorenzo titulado El empleo en Cuba.
Ciencias Sociales y Humanidades
2005 | Investigaciones Arqueológicas en el Area Los Buchillones, Ciego de Avila Cuba
Entidad Ejecutora Principal: Centro de Investigaciones de Ecosistemas Costeros (CIEC)
Otras entidades participantes: Departamento Centro Oriental de Arquelogía de Holguín (2),Centro de Investigaciones de Medioa Ambiente Camagüey (3),Centro de Antropología (4),Instituto de Arqueología de la Universidad Colegio de Londres (5)
Autoría principal: Dr. Jorge Calvera Rosés del CIEC
Otros autores: Roberto Valcarcel Rojas (2), Juan Jardines Macias(2), Odalys Brito Martínez (3), Gabino La Rosa Corzo (4), David M. Pendergast(5), Elizabeth Gram.(5) y Jago E. Cooper(5)
Resumen:

El resultado sistematiza un amplio estudio arqueológico con el objeto de conocer la importancia que tuvo el empleo de los artefactos de madera en la vida cotidiana en la población aborigen de Cuba, especialmente los taínos. La obra representa uno de los hallazgos arqueológicos más importante del Caribe insular, ya que sacan a la luz múltiples nuevas piezas que hasta el momento se desconocían para este campo científico.

El resultado, que parte de un enfoque interdisciplinario, propicia el acceso a las técnicas constructivas precolombinas y a las particularidades del funcionamiento social de estos asentamientos humanos. La propia realización del proyecto parte de la colaboración nacional (Delegaciones del CITMA en Cayo Coco, Camagüey, Holguín y el Centro de Antropología) e internacional (Universidad Colegio de Londres, en Inglaterra), lo que renueva en el orden metodológico la arqueología caribeña. En este sentido, el área arqueológica de Buchillones, trasciende la significación que puede tener para las comunidades locales de Punta Alegre y Chambas en la Provincia de Ciego de Ávila, y se inserta de hecho en los hallazgos más importantes del Caribe insular.

La obra hace gala de un alto rigor científico en el estudio, tanto del área como de cada uno de los objetos encontrados. Aunque el sitio fue descubierto en 1940 no es hasta 1980 en que se inician los trabajos de investigación científica en la zona y se continuaron hasta nuestros días. El hallazgo de piezas de madera, sumamente importantes para la arqueología en nuestra área, condicionó la elaboración de una metodología para determinar su autenticidad, lo que permitió catalogar y documentar una de las colecciones arqueológicas más importantes del Caribe insular.

Los resultados han sido expuestos de manera parcial en múltiples eventos científicos, especialmente en publicaciones denominadas de impacto, como la SAA (Society for American Archaeology) lo que ha facilitado el adecuado avance de los resultados generalizadores ahora presentados en este abundante informe.

Junto con el valor patrimonial de los hallazgos y su adecuada conservación y exposición museológica, los resultados se han vinculado de manera sistemática a las actividades docentes desde 1973 hasta hoy en diversos cursos, tesis y asesorías de maestrías y doctorados, nacionales e internacionales, tal como se refleja en los correspondientes avales.