(1799 - 1891)
Eminente naturalista, publicó el Compendio de Geografía de la Isla de Cuba, primer libro de su tipo escrito e impreso en el país. Pero su obra monumental es Ictiología Cubana, fruto de sus investigaciones de más de cincuenta años.
Ciencias Naturales y Exactas
2005 | Los jardines botánicos de Cuba y la conservación de plantas amenazadas
Entidad Ejecutora Principal: Jardín Botánico Nacional (Universidad de La Habana)
Otras entidades participantes: Jardines Botánicos Nacional, y de Pinar del Río, Soroa, Villaclara, Cienfuegos, Sancti Spíritus, Las Tunas, Holguín, Granma, Helechos, Cactos y Santiago de Cuba
Autoría principal: Angela T. Leyva Sánchez (Jardín Botánico Nacional)
Otros autores: Raúl Verdecia Pérez (Jardín Botánico de Las Tunas), Armando Urquiola Cruz, Armando Urquiola Cabrera (Jardín Botánico de Pinar del Río) Rosa Rankin Rodríguez, Julio Lazcano Lara, Rosalina Berazaín Iturralde (Jardín Botánico Nacional), Cristóbal Ríos Albuerne (Jardín Botánico de Villa Clara).
Resumen:

Entre las prioridades para el trabajo en jardines botánicos, a nivel nacional e internacional, se encuentran la conservación "ex situ" , la identificación y monitoreo de especies, establecimiento de causas de impacto y su mitigación, la conservación "in situ", la conservación integrada "ex situ-in situ", la educación ambiental para la conservación, etc. Este trabajo sobre la conservación de especies endémicas amenazadas fue ejecutado por los jardines botánicos cubanos entre los años 2000 y 2004. Los resultados fueron: se realizaron inventarios florísticos de cuatro áreas protegidas, con el reporte de nuevos taxones para la Ciencia y para Cuba, se inventariaron las palmas amenazadas y su localización en áreas protegidas, se monitorearon 19 especies amenazadas en diferentes ecosistemas. Asimismo, se estableció, por primera vez, el cultivo "ex situ" de 83 especies endémicas, se establecieron estrategias de conservación "ex situ-in situ" para 18 taxones., se produjo un software para el manejo de bases de datos de especies endémicas y de colecciones vivas, se estableció el estado de conservación de 164 taxones, se elaboró la Lista Roja de la Flora Vascular de Cuba, con 1 414 taxones, compilándose toda la información anterior y se elaboró el programa de educación ambiental para la conservación en jardines botánicos. Estos resultados constituyen un original aporte al conocimiento y conservación de especies de la flora endémica amenazada de Cuba y los ecosistemas en que estas habitan y, a la vez, un instrumento para el trabajo de conservación de plantas amenazadas, avalados por numerosos especialistas e instituciones extranjeras y por el reconocimiento de la Universidad de La Habana al mejor resultado en la protección del medio ambiente.