(1883 - 1915)
Médico epidemiólogo. Su principal aporte a la ciencia mundial fue su explicación del modo de transmisión de la fiebre amarilla: la hembra de la especie de mosquito que hoy conocemos como Aedes aegypti.
Ciencias Agrarias y de la Pesca
2007 | Neisseria Meningitidis: contribución al transporte-conservación y caracterización de cepas aisladas en Cuba durante 20 años. Fundamento para el desarrollo y evaluación de VAMENGOC-BC y la vigilancia actual y futura de la enfermedad meningocóccica
Entidad Ejecutora Principal:
Autoría principal: Isabel F. Martínez Motas
Otros autores: Del Instituto Finlay; Gustavo Sierra González, Franklin Sotolongo Padrón, Niury Núñez Gutiérrez, Hedí Caro Azoy, Mercedes Gutiérrez Vázquez, Luis Izquierdo, Aida Arnet Zamora, Teresita Morales, María Amalia Camaraza, Mayelín Mirabal, Yanet Climent Ruiz y Concepción Campa Huergo
Colaboradores: Sara Palma, Rafael Llanes, Alina Llop, Niurka Alvarez, Omar López, Antonio Pérez, Ivan Cuevas, Pedro A. Rodríguez
Resumen:

Por la utilidad comprobada del modo de manejo de un germen patógeno
Para la realización de esta investigación fue fundamental el desarrollo de un medio para el transporte y la conservación de cepas de N. meningitides, con el fin de colectar en el centro de investigaciones las cepas aisladas de enfermos y portadores, obtenidas en todas partes del país. Este medio es superior a los adquiridos en el extranjero. Se ha demostrado que un 14.1% de las cepas conservadas se mantienen viables durante 12 años.
Se realizó la caracterización de 728 cepas aisladas durante 20 años, 10 en el período epidémico y 10 en período post-epidémico. La determinación de las características epidemiológicas y microbiológicas fue el soporte fundamental para definir el candidato vacunal de VAMENGOC-BC. En el período epidémico se conoció el predominio del serogrupo B con 96.8% en enfermos y 67.3% en portadores. En las características genotípicas de las cepas estudiadas se determinó la etiología causante de la epidemia, al encontrarse el predominio de 65.6% en enfermos y 48.0% en los portadores, entre las circulantes.
De los estudios de las cepas del período post-epidémico se desprende que la tasa de enfermedad disminuyó de entre 12.8 y 1.3 por 100 000 habitantes, hasta una que oscila entre 0.9 y 0.3 por 100 000 habitantes. La investigación demuestra que en el período post-epidémico prácticamente desapareció la cepa epidémica circulante en la población.
Avalan este trabajo 21 publicaciones, entre nacionales y extranjeras, así como una patente y numerosas presentaciones en eventos.