(1907 - 1982)
Escritor y político. Historia de las doctrinas sociales constituye su aporte historiográfico más importante. Fue nombrado Embajador de Cuba ante la OEA, con posterioridad Ministro de Relaciones Exteriores. Se le conoce como El Canciller de la Dignidad.
Ciencias Agrarias y de la Pesca
2007 | Determinación de Redes Funcionales en el cerebro mediante la Causalidad de Granger
Entidad Ejecutora Principal:
Autoría principal: Pedro A. Valdés Sosa, José Miguel Sánchez Bornot, Mayrin Vega Hernández, Agustín Lage Castellanos, Jorge Bosh Bayard, Lester Melie García y Erick Canales Rodríguez
Resumen:

Los métodos de neuroimágenes funcionales, como el electroencefalograma (EEG) y la resonancia magnética funcional (fMRI) han permitido estudiar in vivo las funciones sensoriales, motoras, emotivas y cognitivas, con una resolución temporal y localización espacial aceptables. Pero hoy el interés mayor se concentra en descubrir las conexiones cerebrales que integran diferentes estructuras de forma dinámica, para la realización de distintas funciones. Este problema ha dado lugar en los últimos años al llamado macroproyecto de “Conectividad Cerebral”, basado fundamentalmente en la hipótesis general de que el análisis estadístico de las series temporales que generan las técnicas de neuroimágenes funcionales permitir4án el análisis in vivo de estos procesos neurales. Es por ello que este trabajo presenta gran actualidad.
Loa modelación auto-regresiva multivariada (MAR) ha sido una herramienta utilizada para explorar la conectividad funcional en las neuroimágenes, combinando los métodos de modelación gráfica con el concepto de causalidad de Granger; es decir, el efecto de una región del cerebro sobre otras. Sin embargo, los modelos MAR clásicos requieren que la longitud de las series temporales sea mucho mayor que el número de regiones cerebrales estudiadas, lo que de hecho es la situación inversa a la existente en las neuroimágenes.
La novedad científica de este trabajo consiste en la extensión del concepto de Causalidad de Granger a información medida en forma densa sobre múltiples regiones espaciales, a partir de la aplicación de la inferencia bayesiana para imponer restricciones, tanto de número de conexiones relativamente bajo, como de variación suave a través de las conexiones. Estas restricciones son estimadas por “regresiones penalizadas” y eliminación de “conexiones improbables”. Dichas restricciones son compatibles con una estructura dinámica del cerebro como una red compleja.
Esta metodología estadística original fue utilizada para determinar: i) el origen del ritmo alfa del electroencefalograma y ii) los circuitos cerebrales que sustentan la percepción de emociones. De estos resultados se desprende su importancia práctica como herramienta novedosa para el análisis de las técnicas de neuroimágenes funcionales.
Los resultados están avalados por una patente de invención concedida en Cuba, Europa y Estados Unidos, por dos publicaciones internacionales en el 2004 y 2005, en re vistas de reconocido prestigio que dedicaron los números correspondientes al tema de la conectividad cerebral y un capítulo del libro titulado “Handbook of Time Series Analysis”, publicado en el 2006, todo lo cual coloca a los autores entre los líderes mundiales en estos tipos de estudio.