(1900 - 1964)
Médico. Fundador del Instituto de Medicina Tropical, cúspide de su actividad científica y docente, llevada a cabo con dedicación y trabajo abnegado en la investigación de la Parasitología.
Ciencias Técnicas
2011 | Microencapsulación mediante secado por aspersión, alternativa cubana para sustituir las cápsulas blandas.
Entidad Ejecutora Principal: Centro de Investigación y Desarrollo de Medicamentos
Autoría principal: Orestes Darío López Hernández
Resumen: La industria farmacéutica cubana no dispone de instalaciones para fabricar cápsulas blandas, que es la forma en que se comercializan los aceites. Se propone la tecnología de microencapsulación mediante secado por aspersión de lípidos extraídos de semillas de Cucurbita pepo L. Se evalúan las características y estabilidad del material de partida así como el proceso de extracción de los lípidos, lográndose recuperar el 90 % del disolvente utilizado y el residual se destina a la preparación de otro medicamento. En la emulsificación se empleó el criterio de escalado de reactores "potencia por unidad de volumen" combinado con la atomización centrífuga para elevar la eficiencia de encapsulación sin previa homogeneización. Se evaluó la influencia de la concentración de encapsulantes sobre la eficiencia y el rendimiento de la microencapsulación. El proceso desarrollado permitió, en todas las escalas, la obtención de microcápsulas esféricas, sin poros superficiales, con eficiencia de encapsulación superior al 90 %, rendimiento superior al 80 % y tamaño inferior a 70 µm, lo que demuestra la reproducibilidad en las diferentes escalas. Los lípidos sin microencapsular y los microencapsulados demostraron ser estables. Se estudiaron las proporciones de fármaco y excipientes que permitieran llegar a una formulación sólida, lo que posibilitó obtener cápsulas duras a partir de las microcápsulas, con una estabilidad de 18 meses. El proceso diseñado permite un máximo aprovechamiento del recurso natural al incrementarse la efectividad de la sustancia activa en 20 veces, reciclar el disolvente y un mínimo vertimiento de residuales al ambiente, siendo económicamente factible.