(1883 - 1915)
Médico epidemiólogo. Su principal aporte a la ciencia mundial fue su explicación del modo de transmisión de la fiebre amarilla: la hembra de la especie de mosquito que hoy conocemos como Aedes aegypti.
Ciencias Técnicas
2015 | Desarrollo y producción industrial de un cemento de bajo carbono en Cuba
Entidad Ejecutora Principal: Facultad de Construcciones y Centro de Investigación y Desarrollo de Estructuras y Materiales (CIDEM) Universidad Central de las Villas1 (UCLV)
Autoría principal: José Fernando Martirena Hernández
Otros autores: Adrián Alujas Díaz, Leng M. Vizcaino Andrés, Sofía Sánchez Berriel, Ernesto Diaz Caballero, Abdel Pérez Hernández, Roger Almenares Reyes, Karen Scrivener, Mathieu Antoni, Guillaume Habert, Dra. Aurelie Favier
Resumen: El sector del cemento tiene una capacidad productiva que no satisface la demanda actual, lo que indica la necesidad de inversiones para incrementar la capacidad productiva, dado el grado de deterioro de la tecnología actual instalada, pero la rentabilidad de la inversión debe ser demostrada. Una variante promisoria estaría dirigida a incrementar la producción de cementos puzolánicos hasta los niveles históricos máximos y complementar con la producción de cemento de bajo carbono, LC3. En este trabajo se presenta una propuesta completa para la formulación e introducción de un nuevo tipo de cemento: el cemento de bajo carbono (LC3), con un 50% de clinquer, que permite a la industria hacer un mejor uso de sus capacidades actuales de producción de clinquer y, de esa forma, poder abastecer la creciente demanda de cemento que se producirá en el período 2016-2020 en Cuba. La propuesta cumple con los requerimientos de comportamiento mecánico y durabilidad exigidos por las normas. Este cemento ha sido aplicado de forma exitosa para uso general en la producción de una variada gama de productos de hormigón. Se organizó la producción industrial del nuevo cemento en dos etapas: (08-2013)- Producción de 130 t de cemento ternario en la fábrica de cemento Siguaney, usando la arcilla calcinada en la prueba industrial, y (03-2015)- Producción del cemento, pero en condiciones controladas de molienda y dosificación en una planta semi-industrial en el Centro de Investigación y Desarrollo de la Construcción. El cemento producido en el 2015 clasifica como un cemento P35, a pesar de tener solamente un 50% de clinquer. La realización de la evaluación económica y ambiental del cemento de bajo carbono, usando modernas herramientas de cálculo, prueba la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero en la producción superior al 30%. El cemento producido, con un 50% de clinquer, tiene un costo de producción ligeramente menor que el cemento P35, con 88% de clinquer, y permite una mayor rentabilidad de la inversión. La introducción del cemento LC3 permite aumentar la producción de cemento entre un 17-45% en dependencia de la tecnología, para la disponibilidad actual de clinquer. Esto permite abastecer la creciente demanda y evitar la realización de importaciones para cubrir el déficit. Se reportan 9 publicaciones en revistas de la Web of Science, y una amplia participación en eventos internacionales y nacionales.